31 ago. 2015

Reseña #19: "Will Grayson, Will Grayson", John Green & David Levithan

Will Grayson, Will Grayson
Autor(a): John Green & David Levithan
Género: Juvenil
Tipo: Autoconclusivo
Formato: Paperback
Editorial: SPEAK
Páginas: 310
ISBN: 978-0-14-241847-5
Publicación original: 2010
¿Cuáles son las posibilidades de que en una de las peores noches de tu vida te encuentres con otra persona que lleva exactamente tu mismo nombre? ¿Es acaso el destino? ¿Está predestinado que este encuentro marque un cambio importante en tu vida? (by me)

12 ago. 2015

¿Cómo se gana un libro el ser odiado?

¡Hola a todos!
Otra vez tuve una ausencia algo prolongada. Estos últimos meses definitivamente no han sido buenos conmigo, pero les ahorraré los detalles tristes y me iré directamente al tema del que hoy quiero hablarles.
Pocas cosas hay tan difíciles como decidirnos por nuestra próxima lectura, y esta es una elección a la que nos tenemos que enfrentar una y otra vez con poco tiempo entre una y otra.
Pero una vez tomada la decisión no hay nada como la emoción que sentimos ante la perspectiva de descubrir una nueva y fantástica historia.
Ahora, después de haber tomado muchas cosas en cuenta a la hora de elegir, no hay nada más decepcionante como el encontrarnos con una historia que no consigue engancharte.
Yo soy de las personas que debe terminar todo libro que empieza, por lo que estás situaciones se hacen aún más terribles, ya que tendré que obligarme a seguir leyendo hasta el final.
Así que he decidido compartir con ustedes las cosas que me hacen desear romper mi regla de no dejar libros inconclusos.
1. El narrador: Sabemos que existen diferentes maneras de narrar una historia, y depende mucho de la habilidad del autor para manejar este importante recurso el que un libro nos enganche o no. En otro post hablaré más en detalle de lo que me gusta y lo que no en los diferentes tipos de narrador, por lo que no abundaré mucho aquí. Solo diré que, sin lugar a dudas, una de las cosas que me hace querer hacer un libro a un lado y no volver a mirarle nunca más es una forma de narración imposible de seguir.
. .